martes, 27 de enero de 2009

Cierra los ojos


Cierra los ojos, que te llevo a un lugar


"Enero en la playa" (2006) de Facto Delafé y Las Flores Azules

lunes, 26 de enero de 2009

Sentir

(c) Oleg Korisev


LO QUE SIENTO POR TI

Lo que siento por ti es tan difícil.
No es de rosas abriéndose en el aire,
es de rosas abriéndose en el agua.
Lo que siento por ti. Esto que rueda
o se quiebra con tantos gestos tuyos
o que con tus palabras despedazas
y que luego incorporas en un gesto
y me invade en las horas amarillas
y me deja una dulce sed doblada.
Lo que siento por ti, tan doloroso
como pobre luz de las estrellas
que llega dolorida y fatigada.
Lo que siento por ti, y que sin embargo
anda tanto que a veces no te llega

Poema "Lo que siento por ti" (1942) de la poeta uruguaya Idea Vilariño

jueves, 22 de enero de 2009

La admiración eterna

Silueta de la escultura de Auguste Rodin "L'Éternelle Idole" (1889)


Más que en el "amor eterno", yo creo en una suerte de "admiración eterna" que no sólo no pasa, sino que se incrementa con los años.

"Esa sonrisa que tenía... ¡Qué cartel luminoso!... Imagínate, entraba la gente y pum, se encontraba con esa pintura..."


Escena de "El hijo de la novia" (2000) de Juan José Campanella

martes, 20 de enero de 2009

¿Vuelas conmigo?


Llévame a la luna


"Fly me to the moon" (1954) escrita por Bart Howard e interpretada por Frank Sinatra. Inicialmente se llamó "In other words"

miércoles, 14 de enero de 2009

La felicidad


Mata más gente el tabaco que los aviones,
Y he perdido el miedo a volar...

Me encantan las frases de Lichis.


"Felicidad" (2001) de La Cabra Mecánica

domingo, 11 de enero de 2009

Amor Veneris


Mateo Colón se sentó en el borde de la cama, le acarició los cabellos -ralos y angostados- y pasó la palma de su mano por aquella frente hecha de surcos. Mateo Colón lloraba. No de pena. No de compasión. Lloraba con la emoción de los enamorados. Amaba cada parte de aquel cuerpo diezmado por la enfermedad. Con la mayor delicadeza tomó los tobillos y, lentamente, separó sus muslos. Vio la vulva seca y marchita que parecía la boca de una vieja desdentada, descorrió las carnecillas y acarició su Amor Veneris. Lo acarició con suavidad, amorosamente. Lo tocó con una ternura infinita. Lloró con la emoción del amor cuando se anuda en la garganta.

-Amor mío -le decía con el alma-, amor mío -repetía a la vez que acariciaba su dulce "América".

El anatomista sintió un levísimo temblor en el pulpejo de sus dedos y pudo escuchar un susurro. Con las mejillas empapadas en llanto, le preguntó:

-¿Me amáis? -y fue una súplica, un ruego.

Mona Sofía movió los ojos hacia la ventana, inspiró todo cuanto le permitieron sus dolientes pulmones y sin mover los labios, con una voz que parecía provenir del fondo de una caverna, habló:

-Tu tiempo se acabó -le escuchó decir el anatomista, antes de emitir un estertor, que fue el último.

Fragmento de "El anatomista" del escritor argentino Federico Andahazi

miércoles, 7 de enero de 2009

Hay que follarse a las mentes


Como decía el padre de un amigo mío: "Se folla con ésta, no con ésta" (señalándose consecutivamente la cabeza y las partes pudendas)


Extraído de "Martín (Hache)" (1997) de Adolfo Aristaráin

viernes, 2 de enero de 2009

Quiero besos



Qué bonito. Despertar con besos.


"Besos" (2005) de El Canto del Loco